TRELEW - CHUBUT | PATAGONIA | AÑO DOS

viernes, 7 de agosto de 2009

En educación vial, los padres a marzo






Si te ponés colorado al ver estas infracciones, no te preocupes.
Empezá desde hoy a hacer las cosas bien.


Todos sabemos que no debemos estacionar en doble fila para no obstaculizar el tránsito. También sabemos lo que significa un cordón pintado de amarillo y ni que hablar de las señales de tránsito que no nos dejan lugar a dudas, porque directamente allí está escrito lo que no se debe hacer.
Sin embargo, aunque muchos ya estemos entrados en canas o en años -como más te guste-, todos los días ponemos en evidencia que como ciudadanos estamos muy mal educados, que el prójimo nos importa nada y que lo único que nos interesa es lo que esté a medio metro a la redonda de nuestro ser.
El horario de salida de los colegios es la mejor muestra. Las fotos que hoy te muestro son de ayer, jueves, sacadas entre las 16.50 y las 17.50 frente a tres colegios muy concurridos: la escuela N°85, el colegio Padre Juan y el Instituto María Auxiliadora.
Autos estacionados en doble fila, niños cruzando entre vehículos en movimiento, el espacio destinado a los transportes escolares ocupados por particulares, y muchas infracciones más, son las postales que vemos todos los días. Y no únicamente frente a las escuelas.
Nada de eso ocurre cuando, por obra divina, un par de inspectores de tránsito en sus motos se estacionan frente a los colegios y con sus silbatos aventan cualquier posibilidad de estacionarse en doble fila. Es que además de mal educados, somos hijos del rigor.
De todos modos, seamos sinceros, los inspectores pocas veces suelen estar haciendo lo que deben hacer y en eso la Municipalidad debería reorganizar un área clave, que luce ineficaz. No porque no estén en la puerta de los colegios, sino porque no se los ve por ningún lado de la ciudad.
Pero volvamos a nosotros, los padres, que lo único que nos interesa es caminar lo menos posible y por eso nos estacionamos en doble fila, prendemos las balizas para que sepan que estamos ahí, "sólo por unos minutos" y así creer que no estamos cometiendo una infracción.
No seamos cómodos y desconsiderados con los demás. Vayamos con tiempo, estacionemos aunque sea a dos cuadras y seamos buenos ciudadanos. Demos un ejemplo a nuestros hijos. Todos los días. Porque somos el espejo de ellos y mañana nos van a imitar. Si nos equivocamos, si hacemos cualquier cosa en la calle, ellos lo harán y así, nunca podremos ser una comunidad más educada, más ordenada, más civilizada.

2 comentarios:

Gerity dijo...

Estaría bueno que averigues por que, mágicamente, de un día para el otro, desaparecieron los inspectores de la puerta de las escuelas. (Eso pasa desde hace 3 años en la escuela 85).
No me costaría imaginar que venció la desconsideración y las reglas se guardan por unos 10 minutos en un cajón.
-"Che! tanto quilombo por cinco minuto, cinco..."

RuBén dijo...

Hola Giselle!!!!!! te felicito por el blog!! ya me agregué como seguidor. De paso te paso la dire de un blog que edito www.kontenidoslokos.blogspot.com donde abordo diferentes temas con la poca seriedad que me caracteriza (nah, con humor).
Te mando un beso

Publicar un comentario