TRELEW - CHUBUT | PATAGONIA | AÑO DOS

sábado, 13 de marzo de 2010

Trelewenses bajo sospecha

Pese a contar con circuito de cámaras y un batallón de hombres de seguridad,
el robo hormiga está dándole muchos dolores de cabeza al grupo chileno
propiedad de Horst Paulmann. Foto: Web


Para la firma Cencosud, todos son ladrones hasta que demuestren lo contrario. Impresionados por el llamativo robo hormiga que vienen sufriendo en la sucursal del supermercado Vea, en Trelew (que abrió a fines de diciembre), el gerente local de la firma dio a los empleados de la línea de cajas una orden precisa: están obligados a pedirle a los clientes que abran sus bolsos y carteras cuando pasan por allí.
Además de haber tenido que aumentar la cantidad de personal de seguridad, que recorre cada uno de los pasillos del supermercado en busca de los amigos de lo ajeno, los hombres vestidos con camisas blancas alertan a los clientes que ingresan indicándoles que, a la salida, deberán exhibir su carteras o bolsos y ofrecen la alternativa de dejarlos en los locker.
"Nos bajaron la orden de arriba hace tres días -dijo ayer a Llegaron una cajera-. Hay mucha gente que se enoja y es entendible, porque a nadie le gusta: es como que sospechamos de todos los clientes, pero estamos obligados. Si ven que no lo hacemos, nos llaman la atención. Están alarmados por la cantidad de robos que sufren. ¿Qué se llevan? De todo: desde productos de perfumería, galletitas, hasta alimentos frescos y carne. No son robos sueltos, son cosa de todos los días", contó.
Si son los productos de consumo básico los que más se roban, y no aquellos con ánimo de lucro como el alcohol o pequeños electrodomésticos (de rápida reventa), ¿estará el incremento de robos relacionado con la difícil situación económica actual, que llevó el precio de los alimentos por las nubes haciendo cada vez más difícil la subsitencia de las familias más pobres? ¿o robarán sólo por el placer de hacerlo?
Ni en Carrefour, ni en La Anónima, que son añejos jugadores en el mercado local, se recuerda que hayan tomado una decisión parecida. Para Cencosud, mientras tanto, todos los trelewenses están bajo sospecha.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi mama es encargada del carrefour de la 9 de julio,y tambien lo fue del de soberania,y no recuerdo en ningun momento escuchar por parte de ella comentarios hacerca de este tipo de robos,yo creo que lo que esta fallando en Vea es la seguridad misma,en Carrefour de la soberania solo se controla con camaritas y muy pocos seguridad,creo como dije antes,que nose hasta que punto esta actuando la segurida del lugar...es raro...

Márcio dijo...

Supongo que habrás cambiado de supermercado...
El comportamiento cultural tanto de los ladrones como de la empresa es reprochable.
El muy molesto estar en un lugar donde sabés que están desconfiando de vos. Si tuvieran más pérdidas de clientes que por los robos, tal vez dieran marcha trás con la medida. Pero no creo que la gente tenga ese auto valorización.
La falta de valorización también está en la legislación. Por qué consumidores tienen que aceptar eso?

María Giselle Castro dijo...

Lo que siempre me llamó la atención en los locales de Carrefour (en particular el de la calle Soberanía) es cómo consumen productos adentro del super. Eso se ve en las góndolas: detrás de los desodorantes podés llegar a encontrar sachet de jugos chiquitos abiertos, leches chocolatadas y el otro día vi hasta una caja de quesitos Adler que se habían comido y tirado detrás de las cosas de librería. ¿No lo notaron?
Marcio, en cuanto a lo que vos decís, es cierto, la actitud de la empresa invita a no ir. Aunque es, de las tres firmas, el más lindo porque es nuevo y está muy prolijo puesto y con góndolas bien espaciadas donde los carros no se chocan,voy a seguir tu consejo.
¡Gracias a los dos por participar!

Anónimo dijo...

Mostrar el bolsito a la salida...que feito¡¡¡...Siempre me jacté de mi conducta, de mi ser honesto. Yo apoyo la cabeza en la almohada y duermo como un angelito. Pero esos momentos en el Super...no, es de terror...y digo yo...la "vigilancia" esos señores...¿tienen alguna instrucción?...¿de donde los sacan? A veces me parece que yo haría mejor el trabajo...Como clientes, consumidores ¿por que nos tratan tan mal?...Claro...yo me voy y aparecen otros 10...Tendría que haber una ley a la cual hacer uso en el momento y escracharlos a todos...y que se cuiden de nosotros los clientes, que hace rato dejamos de tener razón. Ah¡¡¡ y al resto de los clientes...¿que les cuesta aplicar beneficio de la duda?. Ay¡¡ país..Ay sociedad¡¡

demasiadolistas dijo...

¿Y si un día vamos y les revisamos las cuentas a los dueños de estos supermercados? ¿Ellos no nos roban a nostros tmb? Y claro que no justifico ni a los chorros que morfan y dejan los restos en las góndolas, ni a los que se llevan cosas en las mochilas ni a estas cadenas que nos afanan a diario con los precios. Pero siempre ligamos los que nada tenemos que ver. ¿No?

María Giselle Castro dijo...

Y sí, Anónimo, que la sospecha esté sobre la cabeza de uno aún sabiendo ¡que no hicimos nada!, es horrible. Demasiadolistas... muy buena idea pero tal vez, para poder meternos en sus números, deberíamos ponernos en el traje de Guillermo Moreno y eso, ni en me peor pesadilla, soy capaz de aceptar. ¡Bravo por el blog de las demasiado listas!

Anónimo dijo...

LA VERDAD ES QUE ESA SEÑORA TIENE 100 AÑOS DE PERDON ...CREO NO ¡¡¡ LOS LADRONES EN TODO CASO SON ELLOS

Publicar un comentario